¿Qué es la energía reactiva?

La energía reactiva es la demanda extra de energía que algunos equipos de carácter inductivo como motores, transformadores, iluminarias, necesitan para su funcionamiento.

Esta energía «extra» puede descompensar tu instalación eléctrica, sobrecargargando tanto los suministros como la red de distribución ya que es es una energía que se genera en las centrales eléctricas.

Ésta se demanda para la creación de campos magnéticos necesarios para el arranque y funcionamiento de determinados equipos: luminarias, fluorescentes, sistemas informáticos, equipos de climatización.

¿Que efectos produce el consumo de energía reactiva?

Económicos:
– El consumo de energía reactiva provoca penalizaciones legales que causan incremento en la factura del cliente.

Técnicos:
– Provoca perdidas de potencia en las instalaciones.
– Caídas de tensión que perjudica los procesos.
– Recargan las instalaciones de equipos como los fluorescentes, motores, maquinas de aire acondicionado, etc.
– Inducen un flujo de energía reactiva por las redes de distribución que produce perdidas y problemas en esta red de distribución. Por eso, las distribuidoras cobran una penalización en caso de que la energía reactiva de una instalación supere los límites legales.
– Normalmente estos límites no se superan en hogares y las penalizaciones suelen ir aplicadas a empresas y negocios.

 

¿Que son las BATERÍAS DE CONDENSADORES?

La instalación de baterías de condensadores evita que el flujo de energía reactiva generada en la instalación, salga a la red de distribución, y por tanto, evita que se apliquen penalizaciones. La instalación de baterías de condensadores, aunque realmente no disminuya el consumo de energía, evita penalizaciones y suele ser amortizada en menos de dos años.

PÍDENOS PRESUPUESTO

No dudes en contactar con nosotros para pedir presupuesto sin ningún tipo de compromiso